Carpe diem

Cuando creé este blog personal, lo hice ante todo para superar mi tendencia a ser reservada. Lo planteé como una forma de superación personal, y, aunque los temas relacionados conmigo y mi mundo más íntimo, están tratados con suma cautela y discreción, me siento muy satisfecha de haber superado el reto. Este post que hoy escribo, después de un largo paréntesis sin publicar, quizás resulte ser el más personal de todos. Espero que lo sepáis apreciar y leer con respeto. Gracias por estar ahí.
Por mi carácter tiendo a ser muy selectiva con las amistades, no me cuesta relacionarme, pero sí intimar, de ahí que mis amigos, los de verdad, son aquellos que puedo contar con los dedos de una mano. Como dijo Mateo Alemán " Deben buscarse los amigos como los buenos libros. No está la felicidad en que sean muchos, ni muy curiosos, sino pocos, buenos y bien conocidos" Hace ya algún tiempo, que el primer puesto de esa lista lo ocupa, mi marido. Se ganó mi confianza al poco de conocerlo y con él he compartido: risas, llantos, discusiones, amor, mucho amor... durante más de 20 años. Lo nuestro comenzó como tantas otras historias de pareja, una noche, una mirada, un tiempo y el primer beso. En apariencia todo muy sencillo, pero para nosotros fue el inicio de una nueva vida, la vida que comenzamos a vivir juntos. Desde el inicio de nuestra relación hubieron trabas, las cosas nunca fueron sencillas para nosotros, pero pese a las adversidades que la vida ha ido poniendo en nuestro camino, pese a las situaciones complicadas y a las malas personas con las que hemos tenido que capear todo este tiempo, hemos salido adelante más reforzados si cabe, cual Ave Fénix.
Luego llegó nuestro precioso hijo, con él, el circulo perfecto se cerró para siempre y comenzamos a ser y a pensar como equipo. Desde su llegada, por él, "sacamos la lengua" a las adversidades y es por él, que mientras algunos desearían vernos derrotados, sacamos fuerzas de flaqueza y seguimos adelante, siempre juntos y de la mano, como familia.
También tengo otras virtudes, no creáis, como el no ser nada rencorosa, creo sinceramente que el sentimiento de rencor, el odio o la envidia son muy negativos para las personas y pueden, incluso, afectar a la salud de aquellos que lo sienten y padecen. Así que doy gracias de no vivir la vida angustiada con ese tipo de emociones, por nada, y, por nadie. Lo único que ansío, cuando tengo gente de este tipo a mi alrededor, es apartarlas de mi camino y perderlas de vista. Vive y deja vivir.
Como en el fondo soy una romántica y creo que el amor lo puede todo...
¡Por nosotros! Os quiero equipo.
Carpe diem

6 comentarios:

Ana C.L. dijo...

Bienvenida a una nueva temporada. Gracias por abrirnos tu corazon. Estoy de acuerdo contigo en q el amor lo puede todo. Seguimos en contacto

Mami Chic dijo...

Muchas gracias Ana, gracias por esperar mi regreso y por leerme. Un saludo.

Entre lazos y abalorios ( Rosario) dijo...

Ohhh...que entrada tan bonita. yo tambien encontré la cuadratura del circulo el día que Jesús pasó de ser un amigo del "insti" a la persona con quien comparto mi vida. Es maravilloso tener un compañero así. Y al igual que tu , me aislo de las personas toxicas, las que no me aportan nada positivo, no tienen un hueco en mi vida, la edad me ha ayudado a ser mas selectiva y me rodeo de gente que quiero y me quieren.
Bienvenida de nuevo. Un besito grande.

Mami Chic dijo...

Muchas gracias por tus palabras Rosario y por supuesto gracias por leerme. Besos

GIOVANNA NAVARRETE dijo...

Me siento muy orgullosa de formar parte de tu vida!!! Muchas gracias por dejarme ver lo maravillosa que eres por dentro. Te quiero un montónnnnn, y eso no se lo digo a tdo el mundo ;)

Mami Chic dijo...

Ídem amiga mía. Qué suerte tenerte cerca. Un besazo y gracias por estar a mi lado.

Publicar un comentario


up