Mamá ¿ponemos el árbol?

Pues sí, el espíritu de la Navidad ya reina en nuestro hogar. Pablo, mi peque, llevaba días pidiéndome montar el árbol y decorar nuestra casa con las mejores galas Navideñas, yo, un poco remolona, he logrado persuadirlo durante una semana, pero, ayer, finalmente sucumbí a sus deseos y él estaba feliz como una perdiz. 
Mi pequeño decorador
Tras un buen rato de rebuscar en cajas de todos los tamaños, de quitar y poner adornos, de barrer algún que otro estropicio, el resultado fue mejor del esperado. Este año, de la decoración del árbol se ha encargado él solito, y prometo que me ha sorprendido enormemente su criterio estético y con que  delicadeza seleccionaba y colgaba cada pieza. Los niños son una caja de sorpresas y es fantástico verlos  crecer y madurar.
En el resto de nuestra casa, también nos invade el espíritu de la Navidad, con pequeños detalles como estos.
Detalle recibidor
Detalle escalera
Detalle comedor
Aunque para invasión, la que he hecho yo, en nuestro dormitorio. Mi marido hoy se ha despertado con esta guirnalda adornando nuestro cabecero, sorpresa!
Bueno, espero que os haya gustado, nosotros desde luego, decorando, hemos disfrutado.
¡Felices Fiestas!










0 comentarios:

Publicar un comentario


up